Buscar este blog

Cargando...

Deformación Craneal Maya

Los mayas consideraban que la deformación craneana les dotaba de cierta nobleza además entre las personas comunes, les proporcionar cierta facilidad para sujetar la carga desde la frente.
En las ciudades de la zona central del Área Maya, durante el periodo Clásico, la práctica de la deformación craneana tabular oblicua estuvo vinculada a linajes de naturaleza felina, es decir, dicha alteración obedecía a una intención de “felinizar” los rasgos e inclusive los descendientes de gobernantes adquirían un comportamiento semejante al del jaguar.

A los pocos días de nacida la criatura la ponían boca abajo o boca arriba sobre un pequeño lecho y durante varios días le comprimían fuertemente la cabeza entre dos tablillas cóncavas en el medio, una sobre le frente y otra sobre el colodrillo, tablillas que se sujetaban por medio de un fuerte amarre. Resultaba así un cráneo puntiagudo hacia arriba, rehuido hacia atrás, aplastado por adelante, haciendo mas ancha la frente y acentuando sobremanera el perfil.